<span id=Los restaurantes y los hoteles generalmente sólo tienen una oportunidad">

Los restaurantes y los hoteles generalmente sólo tienen una oportunidad

Español Restaurantes Hoteles

Cuando se trata de restaurantes y hoteles, el dicho "No tienes una segunda oportunidad para la primera impresión" es extremadamente válido. Depende del comensal, cuando alguien está pagando por su comida, el concepto de perdón parece efímero en el mejor de los casos. La perfección parece ser el único resultado que las personas permiten. Crear una experiencia consistente de primer nivel, en lo que respecta al ambiente, el servicio y los sabores, es muy importante, pero asegurarse de que la comida sea segura no tiene precio. Las primeras impresiones pueden ser de varias maneras:


1. El comensal se va feliz y también recomienda la experiencia a los demás, lo que probablemente sea una prueba de que regresarán nuevamente.
2. La experiencia no le causa al comensal algo especial y, por lo tanto, sólo genera indiferencia, y la subsecuente recomendación es poco probable, y más aún un regreso al lugar.
3. Por una razón u otra, se tuvo una mala experiencia. Fue lo suficientemente mala para provocar que el comensal se pusiera a la ofensiva de compartir y describir la experiencia en detalle a amigos o en comunidades en línea. Esto puede ser el resultado de muchas cosas, la peor de todas es un episodio confirmado de una enfermedad transmitida por los alimentos que se contrajo en el restaurante o el hotel.


Como propietario de un restaurante, ¿cuál de estos tres caminos prefiere? Estamos seguros de que la primera opción en este caso es la más deseable. Ahora exploremos brevemente cada una de estas opciones.


Resultado # 1
Este es el escenario ideal, obvio. Los comensales felices son tal vez la publicidad más rentable y positiva que un restaurante puede obtener. La experiencia que les brindó los ha liberado como portavoz voluntario de los beneficios de elegir su restaurante por encima de otro. Un cliente satisfecho y que vuelve una y otra vez, es el cliente más fácil y menos costoso para obtener en su restaurante, desde el punto de vista de comercialización.


Resultado # 2
Este es el camino de menor resistencia para un restaurante. Su servicio y comida no están causando una gran impresión en el mundo de la gastronomía, ni están impactando a la gente. Es fácil, pero el crecimiento significativo desde este punto de vista puede ser limitado. Es hora de sacudir las cosas.


Resultado # 3
¡Peligro, PELIGRO! Hoy, los comensales descontentos tienen la capacidad de afectar negativamente sus ventas incluso antes de que salgan de su restaurante. Los problemas de inocuidad alimentaria pueden tener un impacto negativo en la experiencia gastronómica de forma inmediata, especialmente cuando se encuentran contaminantes físicos en los alimentos, como plástico, grapas metálicas, cabello, etc. Además, el personal del restaurante que no toma en serio las alergias o la petición de los alimentos sin gluten, también pueden causar estragos, reseñas negativas y mala reputación del restaurante. Los problemas generados por enfermedades transmitidas por los alimentos que están asociados con un restaurante específico pueden tener efectos económicos desastrosos, y en muchos casos, resultarán en que los comensales eviten su marca.


Como propietario de un restaurante, debe encargarse de lo que mejor conoce, ofreciendo deliciosos sabores con un servicio impecable y a un precio excelente. Permita que los expertos en inocuidad alimentaria de Cocina Verify se encarguen de todo el entrenamiento y la supervisión necesarios para evitar que los problemas de enfermedades transmitidas por los alimentos empañen su reputación ganada con esfuerzo. Los restaurantes y hoteles certificados por Cocina Verify cumplen con los principales estándares de seguridad alimentaria para demostrar a los viajeros, operadores turísticos, y al público en general que su seguridad es lo primero. Cocina Verify está aquí para su éxito continuo en la industria de servicios de alimentos.